jueves, 26 de abril de 2012

Ecología humana y sustentabilidad

Dicen que la Ecología Humana, es aquella que busca mejorar la relación que existe entre el Hombre y la Madre Natura – “Pacha Mama”; esto, debido a que estudia los vínculos de la raza humana con su hábitat, y en este sentido, nos plantea un modelo de desarrollo sustentable desde un panorama socio-natural, que persigue la eliminación de aquellas acciones que llevan a cabo los seres humanos y que los convierten en agentes exterminadores tanto del propio individuo como del ambiente.

Desde mi punto de vista, los principales actores que pueden impulsar la Ecología Humana son las comunidades, cada individuo directamente, aprovechando las oportunidades de participación que se ofrece en los distintos asuntos del Estado, donde cada población desde su propio entorno debe conocer las debilidades y fortalezas tanto de los individuos que la componen como del hábitat donde coexisten, para poder convivir con la naturaleza, mas no vivir de ella, con esto se cumpliría parte del objetivo que persigue la Ecología Humana.
Para ello,  hay que lograr una organización social, comunitaria, comunal, pues no sé… el nombre que le quieran dar, pero lo importante es promover desde ellas, como bases de las políticas del Estado, una evolución hacia las tecnologías ecológicas (adaptadas al ambiente para no degradarlo), lo que implica fundar todo un sistema inverso al de nuestra realidad, donde la raza humana adapta y manipula el ambiente de acuerdo a sus caprichos, forjando límites en los procesos ecológicos y donde la mayoría de las poblaciones se han ido expandiendo en distintas áreas del globo terráqueo, sin entender; que la expansión desmedida y desorganizada ha provocado un deterioro irreversible en el planeta, que las consecuencias son fatales y se vuelven contra el mismo ser humano, porque la Pacha Mama no puede responder a las nuevas necesidades que demandan las comunidades nacientes.

Para aquellos que no conocen la definición de procesos ecológicos, aquí les dejo una que me parece bastante acertada: “proceso ecológico: mezcla compleja de interacciones entre animales, plantas y su ambiente que garantizan el completo y adecuado mantenimiento de toda la biodiversidad de un ecosistema” –http://www.peruecologico.com.pe/glosario_p.htm-. (Somos parte de esa biodiversidad y muchos aún no lo comprenden).

Para continuar, podemos observar claramente que a nivel mundial la sociedad actual está en vías de ser insostenible, es decir, no podrá mantenerse en el tiempo, por lo que es aquí y ahora cuando las generaciones actuales hemos de esforzarnos para cambiar esa realidad, erigiendo y desarrollando ciudades más verdes y sobre todo con mayor índice de calidad humana, donde se garantice el respeto y la preservación del hábitat de todos los seres del planeta; así como también se garanticen nuestros derechos fundamentales, recordando que el derecho a la vida es sagrado, impulsando el desarrollo sustentable, “desde todos los ámbitos de la educación” y para ello es imperante utilizar y aprovechar al máximo, tanto los recursos que se nos brindan, así como los espacios generados para tal fin.

En este sentido, es necesario tener claro que para muchos de nosotros nuestro lugar de trabajo y nuestra vivienda, van más allá de ser un simple espacio en el cual nos desenvolvemos en nuestro día a día; sino que se trata de espacios donde convivimos con una extensa diversidad de personas en donde pequeños grupos buscamos solucionar en principio nuestros propios problemas, así como también los problemas del colectivo, pero muchas veces no nos damos cuenta de que para llegar a ese punto tenemos que comenzar por nosotros mismos como individuos e ir desarrollando progresivamente la tolerancia, la convivencia, la cooperación y por sobre todo el “compromiso” (cosa a la que la mayoría del a gente le huye), estos valores, son los pilares fundamentales para lograr una sociedad organizada. Lo refiere a que el espacio donde laboramos y habitamos, como leí alguna vez, “deben ser el vivero” en el que se desarrollen nuevos proyectos acordes con la realidad, que nos lleven a sembrar un modelo sustentable de sociedad donde se armonice la relación del ser humano con la Madre Natura – “Pacha Mama”.

Es por eso que debemos comenzar a incentivar y promover la creación de nuevas políticas formativas e informativas, la investigación y la ejecución de proyectos que nos ayuden a mitigar nuestros problemas ambientales respetando siempre la diversidad y así progresivamente dejaremos de ser simplemente ciudadanos o ciudadanas miembros de una comunidad, para convertirnos en ciudadanos y ciudadanas miembros de la ciudad, del país y del mundo que queremos.

Debo acotar que un aspecto no menos relevante, en el que debemos trabajar es: nuestro país, tomando en cuenta que realmente su mayor patrimonio somos nosotros y que solo lograremos el desarrollo sustentable cuando estemos verdaderamente comprometidos a cambiar y a romper con los paradigmas que no nos han traído otra cosa sino graves complicaciones en todos los niveles; debemos darnos cuenta de que tenemos que ir sustituyéndolos por modelos compartidos en los que la corresponsabilidad se convierta en nuestro accionar para el progreso.

El llamado es y siempre será a que hagamos un compromiso con nosotros mismos y comencemos a defender, restaurar y preservar nuestros espacios naturales, debemos convencernos de que todos los seres que habitamos el planeta tierra, formamos parte del patrimonio de la humanidad y que un futuro en el que no incluyamos a la biodiversidad, carece de sustentabilidad; por lo que estaríamos atentando contra nuestros principios fundamentales y contra nuestra propia existencia.
Para terminar, exhorto nuevamente a la reflexión y a que todos y todas desde nuestras condiciones, incluyamos de manera progresiva a la ecología como eje fundamental del desarrollo, para que en la medida de nuestras potencialidades desarrollemos ideas y tomemos acciones cotidianas por muy sencillas y pequeñas que parezcan, y así asumir el reto que significa el desarrollo sustentable que permita emerger una ciudad en la que la vida, la libertad y la justicia sean parte de nuestra cotidianidad.
Dediquemos todo nuestro esfuerzo, porque hoy más que nunca el futuro pertenece a todos los que habitamos en este planeta. 
Vivamos la Ecología Humana...!
Kindy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada